Imagen del hotel en el que han encontrado el turista muerto. | Google Maps

8

La Policía Judicial de la Guardia Civil y el forense de guardia están investigando en estos momentos las circunstancias de la muerte de un turista alemán de 56 años que apareció sin vida en la habitación de su hotel de s'Arenal, en el término de Llucmajor, con numerosos golpes en el cuerpo.

Todo parece indicar que los hechos ocurrieron de noche, pero no han sido descubiertos hasta este viernes, cuando la mujer de la limpieza ha accedido al interior de su habitación. La Guardia Civil, la Policía Judicial, el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional y un médico forense que estaba de guardia se desplazaron hasta el establecimiento, de tres estrellas, situado en la Avenida Europa, s/n.

El fallecido presentaba numerosos golpes en el rostro y en el cuerpo. Había un poco de sangre en la habitación donde se alojaba. El turista, que estaba solo, murió en extrañas circunstancias.

El Grupo de Homicidios se hizo cargo de la investigación. Los agentes revisarán las cámaras del hotel, situado a ocho minutos a pie de la playa, para tratar de esclarecer los últimos movimientos del fallecido. Fuentes próximas a la investigación descartaron que se trate de un suicidio. Creen que podría haber sido una caída o que hay otra persona implicada. Una de las varias hipótesis que se barajan es que el hombre se hubiera peleado la noche anterior y falleciera al llegar al hotel a raíz de las heridas sufridas. Otra posibilidad es que alguien entrara en su habitación y le agrediera.

Está previsto que en las próximas horas se practique la autopsia al alemán para intentar aclarar las causas de esta extraña muerte.