Imagen de archivo de Ana Julia Quezada.

11

Ana Julia, la asesina confesa del pequeño Gabriel, pide perdón a sus padres a través de una carta escrita desde la cárcel. El escrito, publicado por la Cope, forma parte del sumario que levantó parcialmente el juez el pasado miércoles.

En la misiva la asesina asegura que no le confesó el «accidente» a su expareja para no «hacerle sufrir». Además, acaba el escrito pidiendo perdón a Ángel y Patricia, padres del menor, y a toda la familia.

Puede leer la carta integra aquí:

«Ángel, no tengo palabras para decirte esto pero aun así lo voy a contar . Quiero que sepas que no tengo excusas por lo que hice, se que se dicen muchas cosas que no son cierta, sólo sé que el miedo te bloquea porque eso me pasó a mí. Entiendo que no me crear porque es lo más normal, pero tengo el valor para decirte que por un lamentable accidente te quité lo más grande que uno puede tener: un hijo. No me importa si tengo que pasar aquí el resto de mi vida, si lamento todo el daño que he hecho, sobre todo a Grabriel, a ti , a Patricia y a todos los familiares. Dicen que todo fue premeditado pero no es así, lo que pasó es que no pude sacar fuerzas para decirlo y hacerte daño. Me metí en una bola cada vez más grande y ya sabes que tomaba pastillas. Pero no quiero excusarme porque lo que hice está muy mal y no hay excusas que valgan . Quiero pedir perdón a todos, sobre todo a vosotros y a Patricia.

De todo corazón, perdón. Espero que algún día en vuestro corazón me perdonéis.»