Un barco de la Armada transporta los restos de la avioneta siniestrada. | A. Sepúlveda

6

Antonio Alfaro, el piloto del Ibanat accidentado en aguas de Pollença falleció a consecuencia de los golpes recibidos por el impacto contra el mar. Todo ello se desprende de la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal de Palma.

El cadáver presentaba numerosas policontusiones, traumatismos y fracturas fruto del fuerte impacto de la avioneta contra el agua. Del mismo modo, también se desprende el informe del médico forense que murió en el acto.

Noticias relacionadas

Por otro lado, la avioneta del Ibanat accidentada el pasado martes en el norte de Mallorca fue trasladada por el buque Neptuno de la Armada a la base naval de Portopí.

El barco atracó en Palma para proceder al desembarco de la avioneta, cuyos restos ahora serán analizados para tratar de conocer las causas del siniestro, una investigación que correrá a cargo de Aviación Civil en colaboración con la Guardia Civil. Según información oficial, la aeronave está partida por la mitad.

Los compañeros de trabajo del piloto Antonio Alfaro, se han concentrado frente a las puertas de la Conselleria de Medi Ambiente para dedicarle un respetuoso minuto de silencio. Entre los asistentes se encontraban varios consellers y representantes de los cuerpos de bomberos, policiales y sanitarios.