La prueba de alcoholemia dio resultado positivo y triplicó el máximo permitido por la Ley. El turismo volcado fue retirado de la calle y se pudo reabrir la circulación y el coche al que embistió también fue apartado del paso de peatones. | Efe

3

Un conductor que triplicó la tasa máxima de alcohol volcó en la madrugada del sábado en la calle Concordia de Palma, en la barriada de Son Oliva, junto a las vías del tren.

El accidente se produjo pasadas las dos de la madrugada, cuando el varón -de 35 años de edad- circulaba en dirección al centro y perdió el control en un tramo recto, chocando contra un turismo que estaba estacionado.

Vuelco

El automóvil embestido, que estaba correctamente aparcado, se desplazó varios metros a consecuencia del impacto y quedó sobre un paso de peatones y con daños materiales de consideración. Acto seguido, el primer conductor volcó en mitad de la calzada, lo que provocó que la vía quedara cerrada durante más de media hora.

Los vecinos que escucharon el estrépito se pusieron en contacto con los servicios de emergencias y hasta esa dirección se desplazaron patrullas de la Policía Local de Palma y una ambulancia, en previsión de que el único ocupante del coche volcado estuviera herido. Sin embargo, estaba ileso y no fue necesario trasladarlo hasta un centro hospitalario.

Los agentes que realizaron el atestado se entrevistaron con él para conocer más detalles de lo sucedido y detectaron que su comportamiento podía ser compatible con el consumo de alcohol. La prueba de alcoholemia dio resultado positivo y triplicó el máximo permitido por la Ley. El turismo volcado fue retirado de la calle y se pudo reabrir la circulación y el coche al que embistió también fue apartado del paso de peatones.