Los dos hombres ingresan en prisión tras prestar declaración ante el juez este jueves. | A. Sepúlveda

4

El juez ordena el ingreso en prisión del padre y el hijo que golpearon a un policía y se atrincheraron en su casa de Palma, en una zona del polígono de Son Castelló cercana a sa Indioteria y conocida como camí de Can Enric.

Ambos han explicado al magistrado que ellos no agredieron al agente y que fue él quien se lastimó con una cadena de hierro. No obstante, sí han reconocido que hubo un forcejeo y que el padre llevaba una varilla de hierro y no una barra.

Según el testimonio del hijo, él participó en los hechos intentando separar a su padre y al policía. En este punto, también según su versión, el agente no se identificó como tal a su llegada al domicilio para entregarles una notificación del juzgado.

Han dicho ante el juez que el policía les comunicó que debían firmar el documento y que el padre se negó. Seguidamente, le echaron de la casa porque desconocían que era un funcionario.

Noticias relacionadas