Un avión C295 del Ejército del Aire ha trasladado este martes de madrugada de Mallorca a Madrid a un bebé en estado crítico. | Redacción Sucesos

59

Un avión C295 del Ejército del Aire ha trasladado este martes de madrugada de Mallorca a Madrid a un bebé en estado crítico.

El paciente, de 14 meses, padece una enfermedad pulmonar severa, que requería de la realización de la técnica ECMO, una oxigenación por membrana extracorpórea. En el hospital Son Espases, esta técnica no se había realizado hasta el momento en pacientes pediátricos, sólo en adultos.

Para ello, y debido a la gravedad de su estado de salud, personal médico del Hospital 12 de Octubre de Madrid se ha trasladado hasta el hospital Son Espases para realizarla.

Tras llevarla a cabo, el bebé ha sido trasladado con una UVI móvil hasta el Ala 35 de la base de Son Sant Joan para posteriormente trasladarlo en un avión del ejército hasta la base militar de Torrejón de Ardoz ; y de allí al Hospital 12 de Octubre, donde continuará el tratamiento.

El paciente salió de la UCI pediátrica de Son Espases a las dos de la madrugada y ya se encuentra en el hospital madrileño, en reposo, estable y preparado para continuar recuperándose.

Se trata de la primera vez que se lleva a cabo la técnica ECMO en niños en Baleares y también la primera vez que el Ejército del Aire realiza un traslado de esta índole a nivel estatal.

El ECMO es una técnica compleja que ofrece apoyo cardíaco y respiratorio (sustituye la función de los pulmones y del corazón en la oxigenación de la sangre) a pacientes que tienen estos órganos afectados gravemente y que no pueden desarrollar una función normal por sí mismos.

El ECMO permite asegurar durante días o semanas la oxigenació de la sangre. Consiste en introducir una cànula dentro de una vena central y otra cànula en una vía arterial para establecer un circuito de entrada y salida de la sangre. La sangre se impulsada por una bomba y conectada a un oxigenador que realiza la oxigenación antes de introducirla, otra vez, dentro del organismo.

Juli Fuster, director general del Ib-salut, ha destacado la gran profesionalidad de las personas que han colaborado con este desplazamiento desde el Ejército del Aire, el 061, el hospital Son Espases, Samu Madrid y el hospital 12 de octubre.