Imagen de archivo de un rottweiler. | Pixabay

9

Un juzgado de Palma ha condenado a tres meses de cárcel al dueño de un rottweiler que mordió a una mujer en 2017 en Sencelles. El acusado, de 49 años y nacionalidad española, aceptó la pena ayer en el juicio por lesiones imprudentes y una indemnización de 8.094 euros para la víctima por las heridas sufridas.
El ataque del perro ocurrió sobre las cinco de la tarde del nueve de febrero de 2017. El rottweiler, considerado potencialmente peligroso, se encontraba en una finca rústica de la carretera que va de Pina a Sencelles. El animal se escapó a través de un agujero y atacó a la mujer, que caminaba por el otro lado de la carretera.
El perro, que no tenía seguro ni estaba dado de alta en el registro previsto para estos animales, mordió a la víctima en el brazo y en la pierna derecha.
Medidas
El dueño del can había prescindido de adoptar las medidas establecidas en la normativa prevista para la tenencia de este tipo de animales potencialmente peligrosos.
La mujer sufrió heridas inciso contusas en el antebrazo derecho. Requirieron un tratamiento médico consistente en cura, desinfección, sutura con grapas, drenaje y curas periódicas. Las lesiones provocadas por la mordedura del perro tardaron un mes en curarse.