Uno de los jóvenes británicos que fue identificado por la Policía Local de Andratx. | Michel's

16

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Andratx se han hecho cargo de la investigación de una agresión registrada en el interior de la discoteca Monkey Mind (antigua Barracudas) del Port d’Andratx.

Tres jóvenes, todos ellos de nacionalidad británica, reventaron un vaso en la cara de un joven de vecino de Andratx, provocándole lesiones que precisaron asistencia médica por parte del Servei d’Atenció Mèdica Urgent (SAMU-061). Según las primeras investigaciones, sobre las dos de la madrugada de ayer, varias llamadas alertaron a los equipos de emergencia de que en el interior de la discoteca Monkey Mind se estaba produciendo una pelea. A su llegada, los agentes localizaron a la víctima. Se trataba de un joven vecino de la localidad que estaba sangrando de forma abundante por el rostro.

En su declaración inicial, al igual que la de algunos testigos presenciales, todos coincidieron en señalar a tres jóvenes británicos como los presuntos autores de la agresión. En un primer momento, nadie se explicaba el motivo de la agresión porque, siempre según la versión de los denunciantes, no existió provocación previa ni discusión entre los jóvenes. Todos ellos apuntan a que uno de los integrantes del grupo de ingleses cogió un vaso de cristal y se lo reventó en la cara del español. Acto seguido, emprendieron la huida a la carrera.

Los agentes tienen sospechas de que se trata de unos jóvenes hospedados en unos apartamentos de Cala Fornells, en Peguera.

Por su parte, Guardia Civil y Policía Local identificaron a varios británicos del mismo grupo del que se sospecha que formaban parte los presuntos agresores. También se investiga la localización de sangre en el Pont de s’Aluet, en el Port d’Andratx.