La Policía Nacional ha detenido al dueño de una empresa cárnica y a dos de sus encargados por distribuir carne caducada en Mallorca. | Policía Nacional

41

La Policía Nacional ha detenido al dueño de una empresa cárnica y a dos de sus encargados por distribuir carne caducada en Mallorca.

Se les acusa de varios delitos contra la salud pública, contra los derechos de los trabajadores, falsedad documental, estafa y delito contra la seguridad social.

Según ha informado la Policía, los detenidos cambiaban y falsificaban las etiquetas originales, descongelaban los productos en agua caliente para servirla como carne fresca, o les añadían sangre y vísceras de cerdo para aumentar su peso, llegando a detectar la bacteria de la salmonella en una de las partidas.

En la operación, bautizada como operación Biltong por un tipo de carne seca originaria de la cocina sudafricana, se han intervenido más de 50 toneladas de productos congelados caducados, algunos desde hace más de tres años, que se distribuían en restaurantes, hoteles y numerosos centros escolares.

Las investigaciones se iniciaron a principios del mes de marzo cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una empresa cárnica, ubicada en el término de Marratxí, pudiera estar incumpliendo la normativa sanitaria sobre la distribución y almacenaje de alimentos, además de atentar contra los derechos de los trabajadores.

Los agentes realizaron un mínimo de siete visitas a las instalaciones de la empresa cárnica así como a proveedores y a establecimientos clientes de la misma. Tras las pertinentes indagaciones, se identificaron dos naves industriales, una propiedad del empresario y otro espacio alquilado en una segunda nave, donde se detectaron numerosas irregularidades.

Además de una gran cantidad de carne congelada caducada, modificada, manipulada, sin identificación o sin trazabilidad se hallaron numerosos productos alimentarios como latas en conserva, salmón ahumado, pulpo cocido y otros comestibles, cuya fecha de caducidad se encontraba vencida, en algunos casos desde hacía 3 años.

El jefe de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, Rafael Cladera, y la jefa de Servicio de Seguridad alimentaria de la Dirección General de Salud Pública y Participación de la Conselleria de Salud, Margalida Buades, han ofrecido estos detalles en una rueda de prensa en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Baleares.