‘La Carmen’, la jefa del clan que lleva su nombre, se cubre el rostro este viernes en los juzgados. | Alejandro Sepúlveda

Los presuntos ‘narcos’ detenidos en la ‘operación Ludar’, llevada a cabo por la Guardia Civil el pasado miércoles en Palma, Marratxí, Felanitx, Selva e Inca, también cultivaban marihuana para exportarla a Holanda vía Barcelona. Así se desprende de las investigaciones llevadas a cabo por el ECO (Equipo Contra el Crimen Organizado) y la Policía Judicial, que han vigilado durante meses los movimientos de los dos clanes gitanos de narcotraficantes.

Noticias relacionadas

Estos dos grupos controlaban el menudeo en Palma y tenían puntos de venta en las citadas localidades de la Part Forana. Los agentes arrestaron a 32 personas en total, aunque ocho quedaron en libertad después. Los 24 restantes pasaron ayer a disposición judicial. Se trata de integrantes de los clanes de ‘El Seco’ y ‘La Carmen’, asentados en Virgen de Lluc, Polígono de Levante, calle Aragón y la Soledat, en Palma.

La Guardia Civil intervino 3,5 kilos de hachís, 283 gramos de cocaína, 196 de heroína, 86 gramos de cristal, 15 kilos de marihuana y nueve plantaciones de marihuana, además de 60.000 euros en efectivo. El cultivo, elaboración y venta de marihuana ha cogido fuerza en los últimos años e incluso está desplazando al hachís. España se ha convertido en un importante exportador de marihuana a Europa, concretamente a los Países Bajos, y en Holanda se pagan hasta 7.000 euros por kilo de marihuana. El desmantelamiento de las plantaciones de esta sustancia era uno de los objetivos de la ‘operación Ludar’.