Ahora, una vez confirmada la identidad de la víctima, las pesquisas se centran en aclarar cuál fue la causa de la muerte del joven afincado en Mallorca. En la imagen, Kai con su madre en la isla. | Redacción Sucesos

1

Los resultados del cotejo de la prueba de ADN practicada al cadáver que apareció en en un hueco de las tuberías de un edificio de Cala Lliteras, en Cala Ratjada, confirman que el fallecido es Kai Palma, el cocinero alemán que desapareció misteriosamente el pasado 17 de agosto.

Ahora, una vez confirmada la identidad de la víctima, las pesquisas se centran en aclarar cuál fue la causa de la muerte del joven afincado en Mallorca. En este sentido, la Policía Judicial de la Guardia Civil, mantiene abiertas varias líneas de investigación y, por el momento, las diligencias se mantienen secretas por orden del juzgado de Manacor que instruye el caso.

Noticias relacionadas

Tal como adelantó en primicia Última Hora dos fontaneros, que habían sido requeridos por los vecinos de la finca por mal olor, fueron los que casualmente encontraron el cadáver el pasado 25 de enero.