El niño quedó ingresado en La Paz en estado grave pero estable. | Google Maps

1

La Guardia Civil ha retirado diez perros de la finca de El Molar (Madrid) donde varios de estos animales, de la raza bull terrier, mordieran ayer a un niño de tres años que sufrió heridas graves incluida la pérdida de las dos orejas.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) han trasladado a los diez perros a un centro autorizado por la Comunidad de Madrid.

Ahora comenzarán las gestiones para saber la situación en la que quedan los animales, han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil.

El niño fue trasladado por su familia al Centro de Urgencias Extrahospitalarias (CUE) de El Molar a las 16.51 horas del jueves.

Presentaba varias mordeduras de perro, las dos orejas arrancadas, una mordedura grave en el muslo izquierdo y varias en la cara de menor gravedad.

Tras ser estabilizado en el centro, fue trasladado en una UVI del SUMMA 112 al Hospital de La Paz, donde ingresó grave pero estable.

Noticias relacionadas

Sobre las 16.20 horas la familia había llegado a casa de un amigo, situada en una finca de El Molar, y el pequeño se quedó jugando con los perros; posteriormente lo localizaron inconsciente y con mordeduras.