El reglamento al que están sujetos estos artículos de pirotecnia prohíbe expresamente su venta ambulante. | Guardia Civil

4

La Guardia Civil ha intervenido en varias casetas de Palma numerosas cajas de ‘bombetas’, requisando unas 15.000 unidades con un peso bruto de 30 kilos, según informa la Benemérita en un comunicado.

Estos artículos de pirotecnia se hallan bajo el control de un reglamento que entre otras regula la venta de los mismos, y que prohíbe expresamente su venta ambulante.

La Guardia Civil, con las competencias exclusivas en materia de control de armas, explosivos y artículos pirotécnicos, se encarga de controlar todo lo que rodea a este tipo de artículos.

Por ello, a las puertas de la Navidad, y como medida de protección al consumidor y con el fin de evitar accidentes con estos productos, agentes de la Intervención de Armas de la Guardia Civil de Baleares han emprendido esta campaña de control, de la que no se descartan nuevas intervenciones.