Los participantes gritan en la calle frente al despacho del juez Penalva. | A. Sepúlveda

5

No habrá segundo asalto contra el juez Manuel Penalva y el fiscal Anticorrupción Miguel Ángel Subirán, instructores del ‘caso Cursach’. Este lunes se había convocado otra manifestación para «reivindicar los derechos fundamentales de los ciudadanos», pero la delegación del Gobierno la ha desautorizado.

La concentración iba a tener lugar en la puerta de los juzgados de Vía Alemania de Palma, a las diez de la mañana. Los asistentes debían recorrer las calles del centro de la ciudad hasta el Tribunal Superior de Justicia de Balears. Como sucedió en la anterior ocasión.

«Rabia»

«El 27 de noviembre mostramos nuestra rabia. Ahora es momento de hacerles sentir aún más pequeños reivindicando que se respeten los derechos fundamentales que ellos prometieron proteger», escribió en su perfil de Facebook Vicente Campaner, organizador de la marcha y uno de los letrados encargado de los asuntos penitenciarios de Bartolomé Cursach, antes de conocer la suspensión dictada por la delegación del Gobierno.