Una agente de la Policía Nacional se acerca al bar Ca Na Conxa i Niquela donde han sido detenidas dos personas por explotación laboral. | @policia

9

La Policía Nacional ha detenido a dos personas que regentan un bar en s'Escorxador de Palma por un delito contra los Derechos de los Trabajadores dado que mantenían a sus trabajadores, camareras y cocineros, bajo condiciones labores «muy precarias», llegando a realizar jornadas laborales de hasta 17 horas.

Según ha informado el cuerpo policial en un comunicado este jueves, los detenidos, de origen indio, buscaban víctimas jóvenes, con cargas familiares y con escasos recursos económicos para que aguantasen dichas condiciones.

Las investigaciones de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras desvelaron que los empleados tenían que realizar jornadas de 17 horas de trabajo, que no contaban con vacaciones anuales y que tenían que llegar a soportar algunas de las camareras vejaciones y acoso sexual por parte del encargado del negocio.

La operación se inició a raíz de la información facilitada por un miembro del sindicato de UGT, que daba cuenta de la situación precaria en la que se encontraban trabajando varios empleados del bar Ca Na Conxa i Niquela de la zona de S'Escorxador.