Los detenidos incumplían los términos fijados en el convenio de hostelería. | Policía Nacional

18

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Mallorca a dos personas como presuntas autoras de varios delitos contra los derechos de los trabajadores, según ha informado el cuerpo en una nota.

Los resultados de la investigación han permitido constatar que los arrestados sometían a sus empleados a maratonianas jornadas de más de 12 horas de trabajo, y les negaban la posibilidad de librar ningún día. Durante los últimos años más de 200 personas han sido contratadas por los arrestados para trabajar en los restaurantes de comida india y colombiana que regentan.

Los hechos salieron a la luz tras una investigación iniciada hace unas semanas a raíz de la denuncia de un trabajador, y tras varias actuaciones se comprobó como algunos empleados no tenían contrato, o estaban contratados por muchas menos horas de las que realizaban.

Asimismo, los detenidos incumplían las condiciones previstas en el convenio de hostelería bajo amenazas de despido.

Estas prácticas les habían permitido obtener importantes beneficios con sus negocios hosteleros y extenderse a nuevos locales. Actualmente disponen de un restaurante en Playa de Palma, tres en la zona de Joan Miró, dos en Palmanova y otro en Cala Bona (Son Servera).

Los trabajadores, de todas las nacionalidades, aceptaban las condiciones laborales por sus precarias situaciones económicas, por las necesidades de contratación para renovar sus permisos de residencia, o por miedo a perder su única fuente de ingresos.