uana Rivas llega a los juzgados sin sus hijos tras 26 días en paradero desconocido.

2

Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que ha permanecido en paradero desconocido desde el 26 de julio tras no entregar sus hijos al padre, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito doméstico, ha llegado a los juzgados de Caleta, en la capital, en torno a las 11,00 horas de este martes en un coche de Policía y a través del parking.

La mujer, que ha llegado a dependencias judiciales sin sus hijos, ha recibido a su llegada el apoyo de las participantes en una concentración promovida a las puertas de los juzgados por la plataforma en su defensa a través de las redes sociales.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Granada dictó orden de detención y presentación en sede judicial de Juana Rivas el pasado 8 de agosto, después de no que no acudirá a la citación prevista en el marco de las diligencias penales que la investigan por una posible sustracción de menores.

Rivas tampoco acudió este pasado lunes a la citación del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada para dirimir sobre las medidas extraordinarias y urgentes en protección de los menores, de once y tres años, solicitadas por el progenitor, Francesco Arcuri, residente en Italia.

Retirada del pasaporte

La juez del Juzgado de Primera Instancia número tres de Granada ha acordado, como nueva medida de protección de los dos menores hijos de Juana Rivas, retirarles el pasaporte, así como la prohibición de salida de los menores del territorio Schengen, sin autorización del padre o sin autorización judicial, medida solicitada también por Fiscalía.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la restitución de los menores al padre es la principal medida de protección ya adoptada, con anterioridad a la vista sucedida este lunes entre la juez española y las defensas de las dos partes.

La juez ha desestimado las restantes medidas solicitadas por el padre de los menores, entendiendo que son los tribunales italianos los competentes en resolver otros aspectos, como puede ser la patria potestad de los progenitores.

Esta ultima vista entre la juez y las representaciones judiciales de las dos partes pudo desarrollarse porque las defensas de ambas partes estaban debidamente designadas, sin que existiera ningún defecto procesal.

En este Juzgado de Primera Instancia número tres, Juzgado de Familia, no se ha recibido ningún escrito de Fiscalía solicitando medidas excepcionales en relación con los menores, según informa el TSJA.