La Audiencia Provincial ha confirmado la sentencia.

7

El ladrón fue avispado. Aprovechó la oscuridad del local para hacerse con la cartera de la víctima. En su interior había 1.150 euros. El delincuente fue detenido y juzgado tiempo después. La Audiencia Provincial de Palma ha ratificado la condena de siete meses de prisión por un delito de hurto.

Los hechos se remontan a finales de 2012. El acusado, Georgian G., es mayor de edad y no tenía antecedentes penales. El hombre acudió a un bar de copas de ambiente gay situado en el número 23 de la calle Vinyassa de Palma. Allí coincidió con la víctima y se dirigieron a un reservado. El ladrón aprovechó la oscuridad del lugar para sustraerle la cartera que llevaba en el bolsillo del pantalón. La cartera contenía documentación y 1.150 euros en efectivo. El sospechoso se dio rápidamente a la fuga.