Miquel Blanch, el parapentista fallecido este lunes, en una imagen reciente. | Redacción Sucesos

23

La familia del parapente en Mallorca está conmocionada. Miquel Blanch Ballester, un referente del parapente, murió este lunes al estrellarse en el Puig de Son Fe, Alcúdia. El fallecido, conocido como Miquel de Campos, tenía 47 años.

Sufrió el accidente sobre las 17.00 horas de este lunes cuando volvía de Andratx. Las primeras hipótesis apuntan a que cayó de forma súbita y sufrió politraumatismos severos que le ocasionaron la muerte.

Noticias relacionadas

Efectivos de bomberos de Inca y Alcúdia, Policía Local, miembros del Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña de la Guardia Civil, su helicóptero, y una ambulancia se desplazaron hasta el lugar. La orografía del terreno complicó el rescate. Los equipos sanitarios se encontraron al parapentista en parada cardiorespiratoria. Intentaron reanimarlo durante más de media hora, pero no pudieron salvarle la vida.

Miquel Blanch, del Club de Vol Mediterrani, sobrevolaba la zona con un grupo de amigos. Era un piloto veterano, muy experimentado en la modalidad de cross (vuelo de distancia). El recorrido de este lunes fue de Alcúdia a Andratx. Lo había hecho muchas veces. Cuando regresaba, por causas que se desconocen, se estrelló contra el Puig de Son Fe.