Un trabajador ha muerto y otro ha resultado gravemente herido tras el desplome del tejado de la casa donde estaban trabajando en Santanyí. | A. Sepúlveda

21

Un trabajador de 52 años ha muerto y otro, de 49, ha resultado herido muy grave en un accidente laboral en Santanyí la mañana de este lunes.

Los dos hombres se encontraban trabajando en la reforma de una casa cuando el forjado de la primera planta de ésta se ha venido abajo, atrapándolos bajo los escombros. El obrero fallecido, de nacionalidad española, ha quedado sepultado bajo los escombros, mientras que su compañero ha sufrido un aplastamiento torácico severo por el que ha sido trasladado de urgencia hasta el hospital son Espases de Palma.

Un equipo de los Bombers de Mallorca se ha desplazado a la zona para rescatar a las víctimas. También se han personado la Policía Local, Guardia Civil, el SAMU061 y efectivos del servicio de Emergencias de Baleares.

Técnicos de Salud Laboral de la Conselleria de Trabajo, Comercio e Industria se han desplazado al lugar del accidente, y han iniciado una investigación coordinadamente con los inspectores de trabajo, también desplazados.

Ante la gravedad del accidente sucedido, la Conselleria de Trabajo, Comercio e Industria ha hecho un llamamiento a extremar las medidas de prevención de riesgos laborales, y ha insistido en que la prevención es un elemento fundamental en la organización de las tareas productivas, para evitar o minimizar las consecuencias de posibles accidentes.

Condolencias del Govern

El Govern ha trasladado este lunes sus condolencias y apoyo a la familia y conocidos del trabajador que ha fallecido este lunes.

Asimismo, el Ejecutivo balear también ha lamentado el estado de otro trabajador que ha resultado herido muy grave en el mismo accidente, y le ha deseado una rápida recuperación.

Por otra parte, en un comunicado, el sindicato CCCO ha lamentado este nuevo suceso y ha informado de que de enero a mayo de este año han fallecido cuatro trabajadores en las islas y se han registrado hasta 7.163 accidentes, de los que 1.765 corresponden al sector de la construcción, casi uno de cada cuatro, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Por ello, «si no se varía el rumbo de manera enérgica y no se ponen en marcha políticas activas en materia de prevención, la tendencia de aumento de la siniestralidad no va a cambiar».

Precisamente, este sindicato señala que el sector de la construcción tiene una evolución al alza en siniestralidad, lo que evidencia un deterioro de las condiciones de trabajo.

«Desde CCOO queremos insistir, una vez más, en que una supuesta recuperación económica no se puede sustentar y es incompatible con hechos tan graves como los ocurridos hoy», ha afirmado este sindicato.