Imagen de la pintada aparecida en la fachada de la iglesia de Santa Magdalena de Palma. | Redacción Sucesos

Agentes de la Unidad de Delitos de Odio de la Policía Local investiga el alarmante ataque a iglesias de Palma en los últimos meses. En lo que llevamos de año, esta unidad específica ha cursado un total de siete denuncias referentes a pintadas aparecidas en fachadas de iglesias y conventos de la capital balear. Fuentes oficiales confirman que la Iglesia Católica en la más vejada, maltratada, humillada y con mayor número de incidencias contabilizadas en Palma.

Noticias relacionadas

La parroquia de la Santa Creu, ubicada en el número 4 de la calle Sant Llorenç, es el templo que más ataques está sufriendo. Hasta en tres ocasiones los vándalos han atentado contra su mobiliario, puertas y fachada. En todas las ocasiones, los atacantes pintan cruces invertidas e insultos. En la céntrica iglesia de Sant Sebastià, en la calle Balanguera de la barriada de Es Fortí, la policía también detectó pintadas en la fachada y pegatinas donde podía leerse ‘Stop mierda’ y ‘Personas non gratas’.