El condenado, en la Audiencia de Palma. | Alejandro Sepúlveda

5

Un hombre de 64 años aceptó este viernes una pena de dos años de cárcel por haber abusado de un menor en la Platja de Palma, a finales de noviembre de 2014. La pena, no obstante, queda suspendida durante tres años mientras el procesado no delinca, pague la indemnización a la víctima y se someta a un curso de reeducación sexual.

El hombre, José Antonio C. G., acudió a casa de una amiga para arreglarle el baño. La mujer se ausentó un momento y el hijo de ella, de ocho años, se quedó en la casa. El acusado indicó que el menor estaba en su habitación con la tele muy alta y fue a bajar el volumen. El niño estaba en la cama y José Antonio le cogió de las piernas, se las colocó en los hombros, le hizo un movimiento de pelvis llegando a rozarle con los genitales y luego le dio dos cachetes, a modo de broma.

La Fiscalía pedía inicialmente cuatro años de cárcel para el acusado pero se llegó a un acuerdo y la pena quedó fijada en dos. El condenado deberá indemnizar a la víctima con seis mil euros, no se puede acercar a ella a menos de 500 metros ni comunicarse por espacio de diez años. Así, el juicio se dio por concluido ayer en la Audiencia de Palma.