0

Un menor de dos años ha sufrido este domingo un episodio de ahogamiento, del que ha podido recuperarse, tras caer de forma accidental a una piscina rústica de una vivienda, ubicada en el municipio de Sencelles.

El 061 ha informado de que, al parecer, mientras la abuela cuidaba de dos de sus nietos, uno cayó a la piscina, y el otro corrió a avisar al tío, que practicó al menor la reanimación correspondiente, que logró salvarlo.

El aviso se dio sobre las 9.00 horas de este domingo, y el servicio de emergencia desplazó una ambulancia medicalizada que trasladó al niño en estado leve al hospital Son Espases.

El lugar donde ocurrió el accidente se sitúa en la carretera vieja de Sineu, en el kilómetro 19, en un polígono.