0

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 48 años, residente en Inca, que supuestamente estafó a seis personas por un total de 37.000 euros, con la falsa venta de coches de importación.

El detenido fue denunciado por seis particulares a quienes les vendió coches de importación de segunda mano a «precio de ganga», pero nunca llegó a entregárselos a pesar de haber recibido el dinero, informa en una nota de prensa el instituto armado.

Cuando los perjudicados no recibían el turismo el ahora apresado alegaba problemas con la transferencia o el transporte y les hacía nuevas ofertas de coches superiores a cambio de más dinero.

De esta manera, volvía a engañar a sus víctimas con promesas de entrega de vehículos que nunca se concretaban.

Al reclamar el dinero entregado al firmar el contrato, el presunto autor aludía problemas con el banco y otras excusas para retrasar la devolución.

El detenido, identificado como B.M.S. y con antecedentes por estafa, fue detenido cuando se disponía a marcharse a la Península.