Blaise Deacon, junto a su hija Dalcie, que tiene 23 meses. | The Sun

36

El hotel HYB Eurocalas cuestiona en un comunicado de prensa la versión aportada por la familia de la Dalcie Deacon, la niña de 23 meses y nacionalidad inglesa que, supuestamente, sufrió un intento de secuestro el pasado 10 de junio por la noche mientras disfrutaban de las vacaciones en Calas de Mallorca.

Desde el establecimiento afirman que «no es cierto que la empresa se negase a llamar a la policía en ningún momento, sino que en todo momento se ha procedido de la forma más diligente posible, prestando todo nuestro apoyo».

La misma fuente asegura que «no nos consta que los clientes hayan denunciado formalmente los hechos a la policía o a los juzgados tal como se le recomendó en todo momento», además de que «la dirección del hotel ha revisado todas las grabaciones y no se ha podido constatar que ninguna persona que encaje con la descripción facilitada por la señora (la madre de la pequeña) aparezca en las grabaciones».

Versión de la familia

Noticias relacionadas

Según la versión de la familia, el padre, la madre, la tía y el bebé se encontraban en el hotel cuando el hombre fue al baño. En un momento determinado, una mujer rubia, con la piel muy oscura, se habría acercado a ellas y extendido los brazos hacia la pequeña, diciendo que se la llevaba.

La madre pensó que se trataba de personal del hotel que la intentaba ayudar, ya que la bebé lloraba. Notaron algo raro, por lo que la mujer se fue corriendo. La madre salió corriendo detrás de ella y, según su relato, vio cómo se subía a un coche y huía.

La policía también duda de la versión de la familia.