El joven acusado, en el banquillo de la Audiencia de Palma. | A. Sepúlveda

2

No es profesor de química de un instituto en Nuevo México. No es padre de familia y tampoco tiene 50 años. Es un técnico de laboratorio búlgaro, de 29 años, que comparte ciertas similitudes con el protagonista de la serie Breaking bad, Walter White. El acusado, Valeri Z. I., fabricaba speed en Mallorca. El bioquímico distribuía y proveía esta droga a las discotecas y locales del Paseo Marítimo. El hombre que quiso emular a Walter White aceptó este lunes una condena de tres años de cárcel en la Audiencia de Palma.

La Policía Nacional desmanteló su laboratorio clandestino. El mayor centro de fabricación de drogas descubierto hasta la fecha en la Isla. Valeri Z. I. distribuyó sustancias estupefacientes entre agosto y septiembre de 2016. El científico se encuentra en prisión desde su arresto el pasado mes de septiembre.

Valeri Z. I. es una fusión entre Walter White y Jesse Pinkman, otro personaje de Breaking Bad. Los protagonistas de la serie de televisión norteamericana son los mayores fabricantes de metanfetamina de Estados Unidos. Valeri Z.I., hasta su arresto, fue el mayor fabricante de speed de la Isla. Utilizaba una identidad falsa. Walter White se hace llamar Heisenberg en la serie. El búlgaro se hacía pasar por profesor de Biología de la Universitat de les Illes Balears para adquirir las sustancias. Decía que hacía ensayos para luchar contra el cáncer en el departamento de Biología Celular de la universidad. Era una tapadera. Los agentes de la brigada antidroga de la Policía Nacional registraron su domicilio, en la calle Jeroni de Berard de Palma. Hallaron un laboratorio clandestino. Valeri Z.I., defendido por el abogado Chiqui Herrero, disponía de un sinfín de artefactos y sustancias para crear drogas sintéticas.