Dotaciones de la Guardia Civil acudieron de madrugada a Campanet. | Marco Torres

58

Batalla campal en Campanet. Cinco personas resultaron heridas en la madrugada de este martes después de que dos okupas de etnia gitana se metieran con el dueño de un pub y unos clientes, que celebraban una fiesta. De las palabras pasaron a las manos y en poco tiempo el asunto degeneró en una reyerta multitudinaria. La Guardia Civil montó un gran dispositivo para restablecer la normalidad en el pueblo.

Sobre las 4.00 horas, la Benemérita fue alertada de una «pelea con armas blancas» frente a un pub, en la calle Llorenç Rober. Desde la Comandancia se activó un protocolo de emergencia y todas las patrullas disponibles fueron enviadas a Campanet. En total, fueron movilizados agentes de Inca, Santa Margalida, Pollença e incluso Calvià.

En ese momento, algunos de los implicados ya se habían dispersado, pero según testigos en la pelea multitudinaria llegaron a participar unas treinta personas. Los agentes se encontraron con cinco heridos, tres de ellos de carácter leve y dos que tuvieron que ser asistidos por una ambulancia y después fueron trasladados hasta el hospital de Inca.

Los dos okupas que iniciaron la pelea con los quintos son muy problemáticos y ya han protagonizado otros incidentes. De momento no se han practicado detenciones, aunque hay una investigación en marcha y se está a la espera de algunas declaraciones de testigos y víctimas.