Los agentes iniciaron un seguimiento discreto al ver que el hombre conducía con un bebé en brazos. | Redacción Ibiza

1

Agentes de la Policía Local de Santa Eulària detuvieron ayer por la tarde por conducción temeraria a un hombre, cuyo nombre responde a las iniciales I.M., al ser descubierto conduciendo en estado ebrio y con un bebé en brazos.

Los hechos ocurrieron en torno a las 16,30 horas, cuando una agente patrullaba por la calle Sol y observó un vehículo que circulaba en dirección contraria y cuyo conductor llevaba un bebé en brazos, ha informado el Consistorio en un comunicado.

La policía inició un seguimiento discreto del vehículo para evitar provocar una reacción que pudiera poner en peligro al bebé y avisó a otra patrulla.

Una vez el conductor llegó a su destino, y el bebé fue entregado a la madre, interceptaron el vehículo e informaron al conductor del motivo de la intervención policial.

Sometido a un control de alcoholemia, el etilómetro arrojó un resultado de 1,07 mg/l. Dado que el conductor imposibilitó la realización de una segunda prueba, además del delito contra la seguridad del tráfico por su actitud imprudente, los agentes añadieron otro por negarse a hacer la prueba adicional.