Condenado a 12 años y 9 meses de prisión el hombre que asesinó a un indigente en Palma

| Palma, Mallorca |

Valorar:
preload
Juicio con jurado popular en al audiencia de Palma.

Juicio con jurado popular en al audiencia de Palma.

02-03-2017 | A. Sepúlveda

El jurado popular ha declarado culpable de homicidio a J.A.P.J., el hombre de 43 años que en el juicio celebrado este pasado jueves en Palma confesó que en abril de 2015 mató de una cuchillada en el abdomen a un indigente con el que vivía en un descampado del barrio palmesano de Son Rapinya.

Según ha informado este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), los miembros del jurado han ratificado en su veredicto la culpabilidad admitida este pasado jueves por el acusado, que asumió en la vista la pena de 12 años y 9 meses de prisión pactada entre su defensa, la Fiscalía y la acusación particular.

En virtud de este acuerdo de conformidad, el tribunal del jurado ha impuesto la citada condena al procesado por un delito de homicidio por dolo eventual.

El hombre declaró que había clavado un cuchillo a su víctima, P.K., después de mantener una discusión cuando ambos estaban «muy bebidos».

El homicida confeso explicó que en el transcurso de la disputa verbal cogió un cuchillo que había «encima de una caseta de perro», se lo clavó al que había sido su amigo, y cuando éste perdió el sentido creyó que había fallecido, recogió sus cosas y le abandonó.

«Lo zarandeé un momento y pensé que estaba muerto», indicó el acusado, que dijo no recordar detalles y que solo se planteó las consecuencias de su conducta a posteriori. «Pensé que la había liado gorda», manifestó.

Entre los detalles que no tenía en su memoria estaba el hecho de que tapó con varios elementos, incluida una persiana, el cuerpo agonizante de su víctima, que según el relato de los hechos pactado por las acusaciones y la defensa tuvo «una muerte agónica» debido a la lenta hemorragia de la que falleció.

El jefe del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional cuando ocurrieron los hechos, que dirigió la investigación, testificó que J.A.P.J llevó a cabo «un trabajo tendente a ocultar el cuerpo y a retirar los elementos de la escena que podrían identificarle».

El acusado, en prisión preventiva desde el 28 de abril de 2015, consiguió con su confesión en la vista que la Fiscalía redujera en 2 años y 3 meses la pena inicial que reclamaba para él, que era de 15 años de cárcel.

El escrito de acusación admitido por el encausado y consensuado por su defensa con las acusaciones, establece también que tendrá que indemnizar con casi 125.000 euros a la hija del hombre al que mató.

Pese al acuerdo, el juicio se celebró porque aun en caso de confesión, cuando la pena a la que se enfrenta un acusado supera los 6 años de cárcel, era preciso que el jurado tomara en consideración otras pruebas para emitir su veredicto.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.