12

Susto monumental el que se llevaron en la noche del viernes los clientes de un restaurante de bufet libre de Inca, que vieron cómo un coche se dirigía a gran velocidad contra la vidriera del negocio, que en ese momento estaba atestado. Milagrosamente, una columna se interpuso entre el vehículo y el cristal, lo que evitó el desastre. Los dos jóvenes del coche huyeron y ahora la Policía Local de Inca los busca.

Poco antes del siniestro, los dos ocupantes del Citroën Saxo con placas de matrícula 3391-BMK, de color granate, fueron vistos circulando de forma temeraria por la calle Mandrava, en la carretera de Lloseta. El utilitario perdió el control y colisionó contra dos coches que estaban aparcados.

En lugar de detenerse, los ocupantes aceleraron y se dieron a la fuga, a pesar de que los dos vehículos habían sufrido daños materiales. El mismo Citroën Saxo implicado en este accidente reapareció sobre las 23.00 horas, encarando la Avenida General Luque a gran velocidad. A la altura del restaurante Wok Inca Bufet perdió el control, se subió a la acera y finalmente se estrelló contra una de las columnas del local, que sufrió daños materiales pero aguantó la embestida. Segundos después de la violenta colisión, en medio del caos normal en estas situaciones, los dos ocupantes se apearon del Citroën Saxo y se dieron a la fuga corriendo.


Algún testigo aseguró que un coche los había recogido poco después, pero este extremo no ha sido confirmado por los investigadores.