Margalida Garau, saliendo ayer de su vivienda en Santa Maria. | J. Socies

1

La madre de Nadia, Margarita Garau, investigada junto al padre por una presunta estafa en la recaudación de fondos para un tratamiento para su hija, ha llegado la mañana de este viernes a La Seu d'Urgell (Lleida) para contar «la verdad» al juez.

Así lo ha asegurado a los periodistas el abogado de los padres, Alberto Martín, que sobre las 9.15 se ha presentado en el juzgado en compañía de la madre, quien no ha querido hacer declaraciones a los medios y comparece ante el juez desde las 10.00 horas, para dar explicaciones de las imágenes de carácter sexual que los Mossos d'Esquadra encontraron en archivos informáticos en la casa de la familia de Fígols y en la tienda de Organya.

El juez, que ve indicios de delitos de provocación y explotación sexual en el padre -que está en prisión provisional-, autorizó el lunes el registro de 13 'pendrives', siete tarjetas de memoria, tres discos duros y otros terminales informáticos.

Garau -según ha explicado su abogado- no sabe de qué imágenes se trata ni da crédito a este tipo de informaciones, y también dice que nunca han hecho nada perjudicando a la niña «ni con un criterio de explotación sexual».

Noticias relacionadas

El padre, Fernando Blanco, citado a las 11.00 horas de este viernes, afirma, también según el letrado, que nunca se ha realizado ningún tipo de imagen de carácter sexual ni pornográfico y que todas han sido en el ámbito personal, sanitario y dentro de la familia.

Traslado desde la cárcel

Blanco llegará al juzgado desde la cárcel de Lleida, en la que ingresó tras su declaración en los juzgados después de ser detenido huyendo de un control policial de la comarca de la Cerdanya con una pistola de fogueo, 1.450 euros, relojes y dispositivos electrónicos de alta gama.

La madre vive ahora en Palma, a siete kilómetros de la casa en la que reside la pequeña, de la que tiene la custodia una hermana materna.

El despacho de Martín baraja ahora la posibilidad de dejar de representar a uno de los dos progenitores, tras su declaración en los juzgados de la Seu d'Urgell, y todo apunta a que a quien no defendería sería al padre.

«Si tomamos esa decisión definitivamente lo haremos sin perjudicar a las defensas, sin que parezca que lo hacemos asumiendo ningún tipo de culpabilidad y nos quedaremos con la defensa que resulte más conveniente para los intereses de la niña, y la que está en libertad es Marga», ha afirmado Martín.

Análisis

Los Mossos están analizando los 13 'pendrives', siete tarjetas de memoria, tres discos duros y otros terminales informáticos incautados a los padres de Nadia por si se detectaran archivos borrados que puedan ser relevantes para la investigación o encontrar nuevas fotos que puedan ser presuntamente constitutivas de delito.

Los investigadores del caso, de la Unidad Territorial de Investigación del Pirineu Occidental, también investigan si las fotografías encontradas han podido ser compartidas por Internet o difundidas en páginas pedófilas, han informado fuentes conocedoras de las pesquisas.