4

Una pareja de Ripollet (Barcelona) se ha sentado este lunes en el banquillo en un juicio rápido por haberse ido presuntamente de fiesta a una discoteca la Nochevieja pasada, dejando a su hija de tres años dentro de su coche estacionado en la calle.

La policía catalana denunció a la pareja ante el juzgado después de ser avisada por un vecino de que una bebé llevaba veinte minutos sola en el interior de un coche estacionado en la calle en Ripollet.

Junto a efectivos de la Policía Local de Ripollet, los Mossos de Esquadra llevaron a cabo las gestiones oportunas para identificar a los padres de la pequeña, a los que finalmente localizaron en un local de ocio cercano donde se estaba celebrando una fiesta con motivo de la Nochevieja.

La pareja, que el pasado domingo prestó declaración en la comisaría de la policía catalana, adujo que había dejado momentáneamente durmiendo a la niña en el coche mientras ellos regresaban al local del ocio a despedirse de sus familiares y amigos, pero que no eran conscientes de haberla abandonado sola durante tanto rato.