Dos agentes de la Policía Local atienden a varios jóvenes que se encontraban en el lugar del atropello, en Llucmajor. | Redacción Digital

Un juzgado ha absuelto de las lesiones por imprudencia grave al hombre que atropelló a un joven ciclista en Llucmajor, en 2013.

Noticias relacionadas

La jueza, por otro lado, le ha impuesto tres meses de cárcel porque el acusado se dio a la fuga. El hombre tendrá que indemnizar al joven con 70.791 euros por las lesiones y las secuelas causadas. La magistrada considera en la sentencia que no ha quedado acreditado que el procesado circulara a una velocidad muy elevada por el lugar del atropello.

El acusado conducía un Seat León rojo, el 15 de abril, por la urbanización Puig de Ros de Llucmajor. Buscaba el domicilio de un amigo. La víctima, que entonces tenía 16 años, cruzó un paso de peatones en bicicleta y fue arrollado. El hombre abandonó el lugar. El ciclista, asistido por el letrado Toni Tugores, sufrió un traumatismo craneoencefálico y varias contusiones. Estuvo 12 días en coma. La noche del atropello, el conductor se entregó a la Guardia Civil de Pont d’Inca.