Un agente de policía, durante la inspección llevada a cabo en las panederías en el mes de junio. | Alejandro Sepúlveda

72

El Juzgado de Instrucción 4 de Palma ha archivado la investigación sobre explotación laboral en la cadena de panaderías Son Ferriol. En un auto señala que la investigación judicial no ha encontrado indicios de la comisión de un delito por imponer condiciones ilegales de trabajo. La magistrada dictó el auto de sobreseimiento provisional a finales del mes de octubre y la Fiscalía no lo ha recurrido, por lo que ya es firme.

La Policía Nacional inspeccionó el pasado mes de junio seis de los locales que tiene la cadena en Palma, entre ellos uno en la plaza de España y otros en Can Pastilla y Marratxí. La intervención se llevó a cabo tras la denuncia de varios empleados que apuntaban a que trabajaban sin contrato con jornadas laborales exageradas o con falta de medidas de seguridad.

Esta es una de las operaciones que ha llevado a cabo en el último año la Policía Nacional en torno a denuncias por explotación laboral. La de mayor envergadura fue la que actuó contra los propietarios de más de cuarenta bares y restaurantes del centro de Palma que fueron clausurados durante meses y ahora funcionan bajo administración judicial. Esta actuación y otras siguen su trámite ahora en los juzgados.