Una lancha conduce el velero ‘Dolce Vita’ a alta mar. | OCEANDIVING

2

El velero ‘Dolce Vita’, de doce metros, encalló hace algo más de dos semanas en la orilla de la playa de Santa Ponça a causa de un temporal. La embarcación se había convertido en una atracción turística en temporada baja. El jueves pasado, la empresa Ocean Diving remolcó el ‘Dolce Vita’ hasta el club náutico de Santa Ponça.

A las cinco de la madrugada, seis buzos iniciaron las labores para retirar el velero. Colocaron dos anclas de 800 kilos en el mar, a 200 metros, y las ataron al barco. Con la ayuda de cables hidráulicos y una lancha arrastraron el barco desde la arena hasta el mar. Luego fue conducido hasta el club náutico. A las nueve amarró. Tiene el casco y el timón dañado después de más de dos semanas varado en la arena.

El trabajo fue costoso y muy laborioso. «El dueño está contento porque el barco no ha sufrido daños graves y podrá seguir navegando. El velero es su casa, su vida», cuenta Andreas, responsable de la empresa que lo ha rescatado. El ‘Dolce Vita’ tiene 30 años y su precio aproximado es de 40.000 euros.

Noticias relacionadas