Agentes de la Policía Local de Palma durante la operación en Corea. | Julio Bastida

49

Unos 30 agentes de la Policía Local de Palma han irrumpido este jueves en la barriada de ‘Corea’ en el marco de una operación para retirar vehículos con irregularidades.

Los agentes se han desplegado por las diferentes calles de este barrio de Palma y han realizado una inspección de vehículos. Las matriculas han sido introducidas en el programa de la Dirección General de Tráfico (DGT) y se ha comprobado que unos 60 turismos carecen de seguro obligatorio, están abandonados en la vía pública o no han pasado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Una vez localizados los coches, han sido sancionados y trasladados por varias grúas municipales hasta el depósito municipal de Son Toëlls.

El dispositivo lo han integrado efectivos del GAP (Grup d’Actuació Preventiva), USEI (Unitat de Seguretat Integral), UII (Unitat d’Intervenció Inmediata, UCAN (Unidad Canina) y dotaciones de las diferentes comisarías de distrito.
Josep Palouzié, comisario jefe de la Policía Local de Palma, ha dirigido el operativo y ha destacado la efectividad del mismo. «Hemos comenzado por Camp Redó, pero no descartamos que en los próximos días o semanas se realice un dispositivo similar en otras barriadas de la ciudad».