El hombre fue trasladado al hospital Son Espases. | Redacción Sucesos

0

Un hombre de 55 años se despertó este lunes, en un solar junto al Country Club de Santa Ponça, con dos heridas en el cuerpo, que podrían ser de arma blanca.

Unos trabajadores se encontraron al hombre inconsciente y empapado en sangre. Los operarios avisaron a los servicios de emergencia. Una ambulancia del 061, dotaciones de la Policía Local y de la Guardia Civil se personaron en el lugar. El hombre fue trasladado al hospital Son Espases y su estado no era grave.

Explicó que es vecino de Son Ferrer y que el domingo por la noche alguien tocó a su puerta y le golpeó en la cabeza. Ya no recuerda nada más hasta que se despertó en el solar. La víctima asegura que no tiene enemigos y desconoce los motivos de la agresión.

La Guardia Civil se encarga de investigar lo ocurrido.