Francisco Velasco, antes de la celebración del juicio en los juzgados de Vía Alemania. | Guillermo Esteban

45

Desde finales de 2013 hasta que fue detenido Francisco Velasco concertaba, en su domicilio de s’Arenal, citas con niños menores de edad. Mantenía relaciones sexuales con ellos a cambio de dinero o regalos. También los fotografiaba desnudos.

En agosto de 2014 fue detenido y estuvo encarcelado durante dos meses. En el juicio celebrado este lunes en Palma, el acusado aceptó siete años de cárcel por delitos de prostitución, abusos y corrupción de menores. La pena de prisión la podrá sustituir por una multa de 16.200 euros. El hombre ha indemnizado a las tres víctimas con 6.000 euros. En un principio, la Fiscalía solicitaba 13 años de cárcel por estos hechos.

El pederasta confesó este lunes los episodios ante la juez.