El exjefe de la Policía Local de Palma, Joan Miquel Mut, en una entrevista con este diario el año pasado. | A. Sepúlveda

38

Joan Miquel Mut, exjefe de la Policía Local de Palma, está «molesto y sorprendido» con la decisión del juez de apartarlo del cuerpo. Fuentes de su entorno afirman que el ahora comisario atraviesa una situación compleja. La misma medida cautelar afecta al comisario Antoni Morey. El Ajuntament de Palma ha suspendido de manera indefinida de empleo y sueldo a ambos.

Fuentes del entorno próximo a Mut manifestaron que el comisario no entiende por qué le están haciendo esto ahora cuando desde hace más de un año y medio su situación procesal no ha cambiado. De hecho, las mismas fuentes apuntan que durante el tiempo que permaneció al frente de la Jefatura de la Policía Local de Palma su colaboración con el Juzgado de Instrucción número 12 y con la Justicia en general fue total y absoluta.

Se sospecha que uno de los motivos que ha provocado su suspensión sería que su reincorporación al cuerpo ocasionaría problemas jurídicos a la actual regiduría dado que al tener la mayor categoría debería asumir la jefatura de nuevo. Su entorno niega que Mut tratara de forzar esta situación por su carácter.

Noticias relacionadas