34

Los exjefes de la Policía Local de Palma, los comisarios Joan Miquel Mut y Antoni Morey, se personaron este lunes en dependencias municipales. Su intención era solicitar su reincorporación a sus respectivos puestos de trabajo tras haber cumplido los seis meses de sanción administrativa impuesta.

Los mandos llegaron al cuartel a primera hora y se entrevistaron con el actual jefe de la Policía Local de Palma, el comisario Josep Palouzié. No había transcurrido ni una hora cuando el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma se ponía en contacto telefónico con el cuartel y solicitaba a los exjefes de la Policía Local que se personaran en dependencias judiciales. Una vez allí, la autoridad judicial les comunicaba que les había impuesto una orden de alejamiento del cuartel de Sant Ferran. Con esta medida cautelar, los altos mandos policiales no pueden ejercer su labor profesional.

Ambos mandos policiales habían sido suspendidos de empleo y sueldo de manera administrativa por diferentes motivos. El comisario Joan Miquel Mut fue apartado de su puesto de trabajo por desobedecer las órdenes de sus superiores, entorpecer la labor policial y no acatar las directrices de la regiduría.

Por su parte, el comisario Antonio Morey también fue expedientado y sancionado por realizar publicaciones en Facebook, además ser acusado también de entorpecer la labor policial.