María Valens, localizada este jueves. | G.P.

12

María Valens, la mujer de 82 años desaparecida el sábado por la tarde en la urbanización Las Palmeras de Llucmajor, fue hallada en la mañana de este jueves en buen estado de salud. Un hombre que practicaba footing la encontró desorientada en la zona de la depuradora, a escasos 300 metros de su casa. La mujer tenía dolor en una mano y algunas heridas, ya que sufrió una caída, pero se encontraba bien. No obstante, fue trasladada primero al PAC de s’Arenal y después a Son Llàtzer para efectuarle un reconocimiento médico.

Una hija de María dio las gracias a todas las personas que han participado en la búsqueda y por el apoyo recibido. La hija explicó que su madre fue a misa a s’Arenal el sábado por la tarde, como solía hacer con frecuencia, y al salir perdió el autobús. «Sabe el camino y volvió a pie por las vías del tren, pero tuvo la mala suerte de caerse, estaba cerca de su casa, veía una ventana, pero se encontró una pared y una rejilla, se quedó bloqueada y estaba esperando que la vinieran a buscar», indicó.

María Valens ha sobrevivido comiendo «caramelos con miel de una bolsa que llevaba y agua de los abrevaderos de los pájaros, no parece posible pero está bien, esto es mi madre y no los que se llevan a Supervivientes», continuó su hija.

Tras la denuncia de la desaparición se han realizado diariamente dispositivos de búsqueda de María Valens, en los que han participado numerosas personas. El hallazgo de la mujer en buen estado causó alegría entre los miembros de los servicios de búsqueda y también entre sus vecinos de Las Palmeras.