Imagen de Juan V. | Facebook

11

La función de Juan V. era contactar con posibles compradores de droga en Mallorca. Hacía de intermediario entre los clanes desarticulados en la operación ‘Iron Belt’: ‘La Eva’ y ‘Los Benabad’. Juan V. también traficaba.

En una finca de Llucmajor, la Guardia Civil incautó 67 plantas de marihuana, tres paquetes de cocaína, una pistola detonadora y 57 cartuchos. En su coche, los agentes hallaron varios teléfonos móviles, un cuchillo de cocina y dos puñales.

Juan V., ahora en prisión, era el vínculo entre las organizaciones de narcotraficantes de Burgos y Madrid. Tenía contactos, incluso, en Holanda. El sumario judicial recoge que Juan V. es el «nexo de unión de todas las ramas que están siendo investigadas. Además de sus actividades relacionadas con el tráfico de drogas, el presunto narco mallorquín intentó introducir «de forma ilícita para su cambio, divisas de países de fuera de la Unión Europea, concretamente moneda venezolana».

Otro de los delitos por los que está siendo investigado Juan V. es el de trata de blancas.