El británico se encontraba en el techo de la torre de un socorrista en la playa de Magaluf. | Michel's

17

La Policía Local de Calvià y los Bombers de Mallorca han rescatado a un turista ebrio que no podía bajar del techo de la torre de un socorrista en la playa de Magaluf. De madrugada, el británico, que había ingerido grandes cantidades de alcohol, trepó hasta la azotea de la estructura de vigilancia donde durmió toda la noche.

A primera hora de la mañana, el vigilante de la playa alertó a los equipos de emergencia de la presencia de un cuerpo extraño en el punto más alto de su garita. Tras intentar despertarlo sin éxito, y desconociendo en qué estado se encontraba, decidió esperar a la llegada de los bomberos. Una vez allí, con la ayuda de varias escaleras, consiguieron despertar al turista, que todavía mostraba signos de embriaguez.

El inglés, que no portaba documentación en el momento de ser rescatado, no encontró la manera de explicar cómo había conseguido subir al techo de la torre del socorrista.