En la imagen Faustino Sosa, que trabaja en uno de esos almacenes, que pertenece a una empresa de cimentaciones, y el fuego llegó hasta la verja que delimita su parcela. | M. À. Cañellas

4

Los bomberos tuvieron que volver ayer por la mañana al solar que se incendió frente a Son Moix para apagar algunos rescoldos. El fuego se produjo el viernes por la tarde y provocó una gran columna de humo visible desde casi toda Palma y varios kilómetros de distancia.

El incendio comenzó en el solar que hay frente al estadio, en el Camí dels Reis, que estaba poblado de rastrojos. La causa pudo ser una colilla lanzada desde algún vehículo u otro motivo accidental. Las llamas cogieron fuerza con rapidez y llegaron hasta dos parcelas que se utilizan como almacén situadas en la parte superior.

Noticias relacionadas

Faustino Sosa trabaja en uno de esos almacenes, que pertenece a una empresa de cimentaciones, y el fuego llegó hasta la verja que delimita su parcela. Ayer recordaba: «El fuego empezó en la carretera y enseguida se propagó por el viento, subió rápido por la brisa y a nosotros no nos afectó por la actuación de los bomberos, pero al lado sí que ha afectado bastante».