Imagen de archivo de una nigeriana abordando a turistas en Magaluf. | Michel's

31

La Guardia Civil ha detenido a una nigeriana por atacar a dos turistas y a dos agentes con una botella rota en Magaluf. La arrestada llegó a clavar la botella en el costado de uno de los guardias civiles y solo le causó lesiones leves porque impactó en la funda de la pistola y los grilletes.

El suceso ocurrió sobre las cinco de la madrugada de este jueves junto a la playa de Magaluf. Una nigeriana que ejerce la prostitución ofreció droga a dos jóvenes turistas. Al negarse éstos la mujer comenzó a amenazarlos. Acto seguido cogió una botella de cerveza y la rompió con la intención de agredirlos.

En esos momentos una patrulla de la Guardia Civil pasaba por la zona y fue requerida por los jóvenes turistas. Ante la presencia de los agentes la mujer, en lugar de tranquilizarse, siguió en actitud agresiva y amenazó a los guardias civiles. El primer agente la esquivó y al segundo se la clavó en el costado. El compañero que había esquivado a la agresora se abalanzó sobre ella y la mujer le dio un codazo. Finalmente, la agresora fue reducida y trasladada a las dependencias de la Guardia Civil. Los dos turistas la denunciaron y por el ataque con la botella al agente se le atribuye un delito de intento de homicidio.