El turista alemán de 43 años sufrío graves lesiones tras caer desde el primero piso de su hostal. | A. Sepúlveda

Nahrath Wolfram Hasko recordará durante el resto de su vida sus vacaciones en Mallorca. Y no precisamente por llevarse un buen recuerdo, sino por la grave caída que sufrió poco después de aterrizar en la Isla. El varón, de 43 años de edad y nacionalidad alemana, fue trasladado al hospital de Manacor con fracturas en las dos muñecas y ambas piernas, además de un corte importante en la cadera.

El suceso tuvo lugar el viernes por la tarde en Cala Rajada. Nahrath había llegado a la Isla a las 15.00 horas desde Alemania. Tras desembarcar en Palma se dirigió a su hostal de Cala Rajada para pasar unos días de vacaciones. A las 18.00 horas, es decir, al poco de alojarse en el núcleo turístico, se produjo el accidente.


Ventana

El hombre cayó desde la ventana de su habitación del primer piso. Estaba hablando con unos amigos suyos que se encontraban en la calle cuando perdió el equilibrio y se precipitó a la vía pública, desde una altura aproximada de unos cinco metros.