El informador de la banda, en segundo plano, sentado en el banquillo. | A. Sepúlveda

8

El día que se publicó en prensa la sentencia que condenaba al informador de la banda de paramilitares a 25 años de cárcel, su excuñado le envió un mensaje privado por Facebook que también publicó en su muro. Pedro Gabriel Bermúdez Puig, el informante, le denunció por amenazas y el juicio se celebrará el 14 de julio en Vía Alemania (Palma). El informador mantuvo una relación sentimental durante 14 años con la hija de un matrimonio que fue asaltado en sus dos viviendas, en Algaida y Llucmajor, entre 2011 y 2013.

La despedida del extenso mensaje que publicó su excuñado en Facebook ofendió a Bermúdez Puig: «Cuando te lleven a enfermería para recoger tu medicación para la depresión o porque te hayas articulado en un protocolo de suicidio (conociendo tu personalidad de cobarde no tengo ninguna duda), quiero que te fijes en una escultura grande construida en piedra seca. Está en la entrada de la enfermería y es un gran reloj de sol. Ese reloj marcará los más de 9.300 días interminables que te quedan de condena. Quiero que tengas muy presente que ese reloj lo hice yo con mis propias manos. Así que, cada vez que pases cerca, que serán muchas veces, no dejes de acordarte de mí y de mi familia, sobre todo de mi padre, al que apalizasteis, con las costillas rotas, esposado, humillado, sangrando y tirado en el suelo como un animal. Ese mismo hombre bueno que te abrió las puertas de su casa, que confió en ti su más preciado tesoro, su hija, y durante 14 años te trató como a un hijo más. ¡Recuérdalo, imbécil! Cada vez que veas ese reloj no olvides que marca los más de 9.300 días que faltan para que tú y yo nos encontremos de nuevo».

En la sentencia, el tribunal de la Audiencia da por probado, con «completa seguridad», que el informador intervino en hasta seis golpes.