Cinco detenidos, acusados de explotar a prostitutas nigerianas en la Platja de Palma

| | Palma |

Valorar:
preload
Imagen de la Policía Nacional durante uno de los últimos dispositivos practicados contra la prostitución ilegal.

Imagen de la Policía Nacional durante uno de los últimos dispositivos practicados contra la prostitución ilegal.

CNP

Tercera operación policial en apenas un mes contra los entramados delictivos asentados en Palma dedicados a la trata de seres humanos. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención de cinco personas y a la desarticulación de una peligrosa banda dedicada a explotar a prostitutas nigerianas en la zona de la Platja de Palma.

La investigación policial arrancó en el mes de abril de 2016 cuando una de las mujeres denunció ser víctima de explotación sexual, detallando la misma las condiciones denigrantes y vejatorias a las que estaba siendo sometida. También informó que los cabecillas de la banda le obligaban a ejercer la prostitución durante jornadas interminables de trabajo sin ningún día de descanso, sin posibilidad de elegir a los clientes, así como entregar de forma diaria el dinero ganado a sus tratantes.

Rol de la banda
Tras practicar una exhaustiva investigación, se consiguió señalar a todos los miembros de la organización criminal, identificando el rol que cada una de ellos tienen en el entramado criminal. La víctima encontes trató de escapar de los tentáculos de la banda, pero sufrió múltiples amenazas de muerte. Al no ceder a las presiones de sus jefes, fue su entorno familiar más directo, asentado en Nigeria, quien sufrió las amenazas tanto de muerte como de causarles graves daños a ellos y a sus bienes.

La presente organización criminal está liberada por un matrimonio, el cual se encargaba de explotar sexualmente a mujeres nigerianas, así como favorecer la inmigración clandestina de cuantas personas contrataran sus servicio. El ‘modus operandi’ de la organización consistía en captar en diferentes puntos de Nigeria a chicas en situación de especial vulnerabilidad. Para iniciar la ruta migratoria exigían a la víctima un aval personal, esto es, una persona de su círculo más cercano que, a partir de ese instante, si la mujer decidiera abandonar la organización criminal sería objeto de amenazas y coacciones.

La víctima fue sometida a rituales de vudú haciendo jurar un contrato de fidelidad a la red. Para poder saldar su deuda, la prostituta debería pagar 30.000 euros a la banda.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Mado Coloma
Hace más de 4 años

Estamos rodeados de autentica Chusma!!!!

Valoración:1menosmas

Joan
Hace más de 4 años

Com no ha d'estar degradat s'Arenal? Volen turisme de qualitat? Això fa riure. Amb la immigració que hi ha i que desgraciadament continua arribant sense aturar, cada dia serà pitjor. Acceptar tot això és autodestruir-nos socialment i econòmicament.

Valoración:3menosmas

Zico
Hace más de 4 años

Creo que uno de los errores de nuestra Constitución está en el haber suprimido la pena de muerte. Se que muchos dirán que es "inhumano" pero, ¿se han parado a pensar cuantas muertes ha ocasionado, por ejemplo, el tráfico de drogas, o la prostitución, o el tráfico de armas (también se que es un negocio "muy jugoso" para los fabricantes de armas)? . Vergüenza de SOCIEDAD nuestra.

Valoración:4menosmas

Quasimodo
Hace más de 4 años

Mientras no cambien las leyes y se castigue duramente la explotación sexual eso no va a cambiar. España, paraíso mundial de la delincuencia. Vienen de afuera y se ríen en nuestra cara, con el consentimiento de nuestros políticos, más preocupados por mantenerse en el poder que de solucionar nuestros problemas. Luego se extrañan de que la extrema derecha suba posiciones en Europa.

Valoración:11menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1