Pericás, fotografiado junto a su perra ‘Blanca’, en su domicilio del Coll d’en Rebassa.

45

Miércoles 20 de abril. Una vecina denuncia que ‘Luna’, un pitbull de color blanco, de aspecto anoréxico, desnutrida, se encuentra en malas condiciones, sufre leishmaniosis y está confinada en una terraza de una vivienda en el Coll d’en Rebassa. El 21 de abril un veterinario de Son Reus acompañado de un policía local rescatan al can. Dos días más tarde fallece por una insuficiencia renal causada por la enfermedad que padecía. El Ajuntament de Palma, ahora, cinco días después y con más de 44.240 firmas en internet que exigen que se haga justicia, denuncia en Fiscalía al dueño del animal, Antoni Pericás, por un posible delito de maltrato animal por omisión de atención.

La policía, en el informe que emitió a Cort, constata que el perro no había recibido atención sanitaria pese al estado en que se encontraba. Pericás era consciente de que ‘Luna’ estaba enferma, pero ni la llevó al veterinario ni le proporcionó ningún tratamiento. El informe del veterinario clínico refleja el estado terminal de la patología.

El pasado lunes, el Ajuntament abrió un expediente sancionador a Antonio Pericás por los incumplimientos observados en la Ordenanza Municipal de animales de compañía y la ley de tenencia de animales potencialmente peligrosos. En un comunicado, el Consistorio explica que se actuó con celeridad una vez conocidos los hechos y que se hizo lo posible por salvar la vida del animal. Tras su muerte se ha tratado de aclarecer los hechos realizando informes de la situación del perro y las causas de su muerte, que tendrán que servir a la Fiscalía para determinar si existe delito por omisión de atención, así como interponer las sanciones oportunas.

Noticias relacionadas