0

Una réplica de magnitud 6 en la escala abierta de Richter volvió a sacudir la zona del norte de la costa de Ecuador en la que el pasado sábado tuvo lugar un terremoto que dejó al menos 480 muertos, según el viceministro del Interior Diego Fuentes.

Por su parte el ministro de Defensa Ricardo Patiño dijo que el seísmo causó 4.027 heridos y que 231 personas seguían desaparecidas tras la catástrofe.

Noticias relacionadas

El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional informó de que la réplica fue sentida en Quito, una ciudad andina situada a unos 160 kilómetros al este de la zona epicentral, así como en las costeras de Guayaquil y Manta.

En la capital del país la réplica se sintió levemente, al igual que en Guayaquil, aunque en Manta fue «más fuerte», señaló la fuente del IG al precisar que el seísmo se localizó frente a la localidad costera de Muisne, a unos 10 kilómetros de profundidad.

Hasta el momento, añadió, se han registrado 436 réplicas del seísmo principal, que ocurrió a las 18.58 hora local del sábado (23.58 GMT), entre las poblaciones de Pedernales y Cojimíes, en la provincia de Manabí, colindante con Esmeraldas, que también fue castigada por la sacudida.